fotografiando comida con el movil
Blog

Consejos para fotografía culinaria

El trabajo que conlleva la redacción de una receta, en la mayoría de las veces apenas se ve. Además del constante trabajo en la cocina para traer siempre recetas nuevas hay otros aspectos que pasan casi desapercibidos pero que son tan importantes como la propia receta.

Estas son la creatividad necesaria para redactar una receta para que todo el mundo la entienda y la pueda seguir fácilmente y la manera de presentarla visualmente. Este último punto creo que representa el 80% del éxito de una receta ya que como dijimos en este otro artículo, la comida entra primero por los ojos.

Muchas veces, los que hacemos blogging, nos pasamos horas y horas buscando contenido multimedia gratis que podamos publicar en nuestras webs y a veces recurrimos también a servicios fotográficos.

Hoy hemos invitado a uno de los fotógrafos con los que colaboramos para que nos traiga los mejores consejos para sacar fotos de alimentos.

La fotografía culinaria

La fotografía culinaria es parte de la fotografía comercial y por eso no podemos pretender que las fotos que podamos sacarle con el móvil a un plato espectacular pueda impresionar a alguien.

Los bloggers, los profesionales o los amantes de este género de foto tienen en cuenta algunas de las reglas que vamos a ver a continuación:

10 Consejos para fotografiar alimentos

  1. Una foto comercial se debe de hacer al menos con una cámara DSLR de “entry-level”. Eso quiere decir que tendríamos que ser capaces al menos de ajustarla manualmente, el objetivo tiene que ser decente y nos permita trabajar a una baja sensibilidad de luz. ISO 100
  2. Es imprescindible contar con un trípode que nos permita hacer la toma sin preocuparnos por el movimiento o al menos contar con una que tenga sensor y estabilizador de movimiento.
  3. La luz natural es la mejor, si elegimos un sitio dónde entra la luz natural sería perfecto. Filtraremos la luz con una cortina o tela capaz de difundir una luz homogénea.
  4. A la hora de sacar la foto, sitúa un cartón o papel blanco en el lado opuesto de la ventana o fuente de luz para así no tener sorpresas con las sombras.
  5. No recargar el entorno al no ser que tengas amplios conocimientos en diseño o arte plástico ya que la sesión se centra en el producto.
  6. Aprender a trabajar con la camara en modo manual o al menos aprovechad el modo prioridad de diafragma A (Aperture)
  7. Tradicionalmente las fotografías se sacan desde un ángulo de 45 grados o desde la parte superior
  8. El elemento principal de la sesión es el producto (alimento) y es recomendable que se encuentre en un punto fuerte de la imagen, que no obligatoriamente es el centro. Divide la imagen en 3 por horizontal y verticalmente. El punto de intersección de esas líneas son las que más resaltan en la imagen.
  9. La visión se ve atraída antes por la luz que por el color. Saca en evidencia lo que te interesa aprovechando este dato y compleméntalo con un poco de color.
  10. Aprende a utilizar Photoshop y aprovecha el modo RAW de tu cámara.

Os deseamos suerte y para finalizar un último consejo. Practicar un cuarto de hora al día y analizar bien las imágenes tras cada sesión; es la mejor manera de aprender.